martes, 12 de septiembre de 2017

¡TRISTE, MUY TRISTE!

Empiezo por el principio: Nací y vivo con diversidad funcional, funciono a mi manera, me desplazo en silla de ruedas y me desenvuelvo en mi día a día con Asistencia Personal. Tengo 41 años y lo sucedido ayer, para nada me viene de nuevo. Era yo pequeña cuando mi madre solicitaba taxis y los taxis o no paraban y pasaban de largo, o paraban y le decían que no podía cogernos porque mi silla de ruedas no le cabía en el maletero. En Barcelona, hacía mis 20 años, los autobuses comenzaron a ser accesibles y durante los principios muchos conductores, por no saber manejarla, pasaron de largo muchísimas de las peticiones de rampa. Con RENFE, otra que tal, cuánto he llegado a llorar de rabia y de impotencia por ver aniquilado sin razón y sin explicaciones mi derecho a viajar como una más.

Ayer pedí poder viajar con ALSA a Andorra, pedí autocar de ida y vuelta accesible, y me contestaron que no tienen previsto disponer de autocares accesibles para esa ruta y que tampoco tienen ninguna obligación.

¿Sabéis a qué me sonó eso de que no tienen ninguna obligación? Me sonó a que obviaron de que hablaban con una persona, me sentí convertida en un trasto, en un problema, en una carga; al explicar que me desplazo en silla de ruedas motorizada, dejaron de tratar conmigo y ya no vieron nada más que la silla de ruedas y tooodo lo que de ello se imaginan.

Los hechos son claros: ALSA me recrimina y me discrimina por no poder caminar. ALSA debiera tener tooodos sus autocares accesibles a toooda la ciudadanía. Es horrible querer viajar y oírte: -A ti no te llevamos.-, es triste, es patético, es del todo injusto.

Y lo más triste es que las políticas y la justicia no hacen nada para acabar con estos delitos de odio. Si no nos odiaran, si no nos rechazaran, ya no estaríamos hablando de accesibilidad y de igualdad. Me gustaría poder llamar a los Mossos o a la Guardia Urbana y denunciar este acto de discriminación, quisiera que a la compañía y a los conductores que se niegan a llevarme en sus vehículos les cayera una buena multa y que les abrieran expediente delictivo, y no sólo por el inmenso dolor que me han causado, sino sobretodo porque no se repitiera ni conmigo ni con otras personas, ni en esta, ni en otras compañías de transporte público. La discriminación por razón de ser es violencia y también llega a matar!


jueves, 24 de agosto de 2017

BTV, TV3, TVE, RNE, EFE, ...

Resulta que en España un 10 por ciento de la población somos personas discriminadas por razón de diversidad funcional. Cuando digo que somos personas discriminadas es porque aún hoy se ignora nuestras realidades, y desde la ignorancia se pisotean nuestros derechos.

Ayer, en Barcelona, unas cuantas personas nos reunimos para debatir cómo llevar nuestras realidades a los medios de comunicación. En esta ocasión, a BTV que ha abierto un concurso para optar a un programa de 13 capítulos sobre Diversidad Funcional.

Diversidad Funcional, aclaro, es un término previo a la no segmentación y a la no discriminación. Superada esta terminología dejaremos de ser las otras/los otros y por fin seremos tooodas y toooodos.

Hasta ahora, todavía hoy, se habla de nosotras en terminologías de discapacidad, patologías, dependencia, se construyen discursos acerca de nuestras realidades muy facilones, faltos de contenido y simplistas. Horribles. Y aquí está el tema: ¿cómo salir del discurso asqueroso discapacitante si del 10 por ciento sólo un 1 por ciento hemos podido escapar de la vil institucionalización?

En la reunión mantenida ayer tarde se plantearon dos preguntas: 1- ¿Cómo quisiéramos que fuera el programa? y 2- ¿Cómo explicar al público nuestras realidades?

A la primera pregunta, a mi me gustaría que fuera un programa dinámico, con un hilo conductor progresivo y muy visual. Ideal que fueran dibujos tipo Manga, o simplemente dibujos animados para todos los públicos.

Y a la segunda pregunta, requete importante explicar que no somos taaan especiales. Superada la discriminación somos gente corriente, ¿normales? depende del amor propio de cada cual y depende también del amor colectivo, de qué a gusto nos encontramos en familia, entre amistades, en los grupos de trabajo, en el barrio, etc. 
WONDER. LA LECCION DE AUGUST
d
e la autora Raquel J. Palacio

Particularmente, yo ahora me siento muy normal y conforme con mi vida, estoy contenta y por eso os lo puedo explicar. No estoy en absoluto exenta de dificultades, aunque ahora mis dificultades son bastante comunes a las del mundo entero, por lo que mis preocupaciones también.

Hacia el final de la reunión, reunidas, por cierto, personas muy diversas, cuando ya se habían expresado un montón de opiniones y sentimientos, tooodas muy chulas e interesantes, un compi y amigo me pidió: -Marga, por favor, habla.- Éramos unas 16 personas pensando y debatiendo, y una de mis dificultades en reuniones con tanta gente es colar mi turno de palabra entre tantos turnos, por lo que pedí al compi que tuve a mi derecha que me ayudara a pedir la palabra. ¿Qué pasó? Que cuando empecé a expresar lo qué yo sé y cómo lo siento se acabaron las baterías de la cámara que nos estaba gravando. Me quedé hablando sola y con la cámara apagada delante mío interponiéndose en mi visión con las personas de delante. Esta fue una escena muy caricaturística, incluso divertida, por la noche lo explicaba y nos meábamos de la risa, pero también es una escena bastante corriente y que debemos cuidar, puesto que lo que queremos es llegar a la gente que hay fuera de las cámaras.


martes, 22 de agosto de 2017

ATENTADO, ESTA VEZ EN BARCELONA.

Ese jueves yo me encontraba pre total. Encontrarte pre es sentirte muy muy sensible a tooodo lo que te rodeas y muy sensitiva. Digo muy, porque en general las personas solemos ser sensibles, pero las mujeres además gozamos de unos días, de los que si somos conscientes, muuucho más intuitivos. Pues ese jueves, el cuerpo entero me pidió que fuera a casa de mi hermana con sus maravillosas niñas. De echo, plegué antes de mis deberes y a las 17h y poco ya estábamos Leo y yo con ellas.

La primera noticia me llegó a través de un was por el grupo de trabajo y conexión En Torno a la Silla, no sé si desde Alemania o desde Madrid. A los dos minutos, mi hermana pequeña desde su lugar de trabajo nos pedía información, porque la gente por el centro de Barcelona corría pidiendo auxilio y no entendían qué sucedía. Bajó persianas y sus compañeras, ella y unas cuantas personas se refugiaron a oscuras, en silencio, en el almacén. Tonta de mi, me empecé a poner nerviosa de verdad, me empezó a dar la maldita tos y me saturé, empecé a perder el control de mi respiración. Mientras mi hermana se mostró entera yo tosí y tosí, hasta que dijo algo así como -Vámonos a la calle, vamos a la biblioteca, me estoy agobiando.-, ahí comencé a recobrarme de nuevo, jugué con mi niña mayor a contarle hasta los años que tiene para que acabara de vestirse y como por arte de magia se me pasó toooda saturación. Imagino que leer que mi hermana pequeña y sus compañeras ya iban camino a casa ayudó a mi calma.

Esa tarde y noche recibí millones de was de todos los grupos y de un montón de gente. Me dormí pensando: -A la mierda el nivel 5, la calle es nuestra, de la gente corriente que en ella vivimos, y nuestra será siempre.-


Hoy es martes. Tengo la imagen del nene que en principio se pensaban que estaba desaparecido y que finalmente resultó también atropellado. Pienso también en el niño de tres años, que cuentan que iba en su carrito cuando la furgoneta lo arrolló. Pienso en las víctimas muertas, en sus familias, en todas las personas que corrieron asustadas sin saber qué pasaba, en las que se mantuvieron encerradas hasta que los Mossos les aseguraron que podían salir sin correr peligro. Pienso en lo injusto de todo lo sucedido.

Para mi hay dos temas cruciales: 1- La inversión mundial en armas. 2- La adoctrinación de niños y jóvenes, ignorada por sus familias.

El día que empresas y gobiernos de tooodo el mundo dejen de invertir en armas, ese día comenzará el mundo a vivir en paz. Invertir en armas significa traficar armas a cambio de vidas, y esto es un atentado, ni más ni menos. -Felipe 6o, Mariano R., Ada Colau y resto de dirigentes escogidas por el pueblo, si de verdad anheláis paz, obligar por ley a que se deje de invertir en armas. Claro que hemos de ser fuertes y hemos de sentirnos seguras, y sí creo valioso que hayan autoridades de seguridad, pero pensemos, recapacitemos: ¿seguridad es defensa, estar preparadas para lo peor; o seguridad es ley, derechos, educación y prosperidad para todas y todos?-

Por último, me asombra el testimonio de las familias y gente cercana a los chavales que atentaron. Cuidado, porque aquí en Cataluña, no sé fuera, cada vez más se delega el cuidado y la educación de nuestros peque a instituciones educativas y a instituciones de protección al menor, cuando la obligación y la responsabilidad debe ser siempre de la familia al completo. En Cataluña estamos sufriendo una perversión institucional: el desarraigo familiar, y por ende, más grave aún, el desarraigo del barrio, de la ciudad, del propio país. Y sin arraigo no hay miramiento, ni cuidado, ni ley.